5 estadísticas e infografías sobre contenidos visuales

Aprendizaje visual y su estrategia de contenidos visuales

Desde hace algún tiempo, McKnight Kurland viene desarrollando para nuestros clientes un número significativamente mayor de infografías, vídeos, iconos, estrategias de imagen de marca y sitios web de navegación visual. Ya he hablado de esta tendencia no tan nueva como una consecuencia de las nuevas tecnologías y las pantallas más pequeñas donde, por ejemplo, las aplicaciones y tareas complejas en el teléfono se simbolizan con iconos simples pero significativos; donde la navegación a través de sus opciones en Xfinity se convierte en una "estantería" visual en lugar de una lista de tipos.

Probablemente haya visto la estadística de que el 65% de la población son alumnos visuales. Pero, ¿comprende realmente lo que eso significa en términos de comprensión y retención?

Comprensión y retención

Estos términos no solo se utilizan para aprender (en el ámbito educativo), sino que son objetivos clave en las estrategias de marketing eficaces: toda marca, campaña y propuesta de valor pide ser comprendida y retenida por su público objetivo. Buscando un poco en Google, he encontrado este artículo de SHIFT sobre el aprendizaje visual. He aquí algunos puntos destacados que ayudan a comprender la importancia de la visualización para el aprendizaje que, una vez más, es lo que nos esforzamos por hacer en las comunicaciones de marketing: que el espectador APRENDA sobre la marca, el producto o el servicio, COMPRENDA el mensaje y RETENGA su conocimiento:

Estamos en la era de la información visual, en la que los contenidos visuales están presentes en todos los ámbitos de la vida.

Las imágenes se graban en la memoria a largo plazo

Tanto la memoria a corto plazo como la de largo plazo almacenan la información en trozos, pero la primera es limitada. Una de las formas más sencillas de conseguir que los alumnos almacenen la información en su memoria a largo plazo es emparejar los conceptos con imágenes significativas. La investigación ha descubierto que esta táctica aumenta el recuerdo mejor que cuando los cursos transmiten la información de forma auditiva o textual. Los elementos visuales ayudan a dar sentido al contenido y dirigen la atención, aumentando las posibilidades de que los alumnos recuerden.

Además, este efecto aumenta con el tiempo. Un estudio descubrió que, al cabo de tres días, un usuario sólo retenía entre el 10 y el 20 por ciento de la información escrita u oral, pero casi el 65 por ciento de la información visual. Otro estudio demostró que un texto ilustrado era un 9 por ciento más eficaz que el texto solo cuando se evaluaba la comprensión inmediata y un 83 por ciento más eficaz cuando la prueba se retrasaba.

Lo visual transmite mensajes más rápido

Según la Alianza para la Enseñanza Visual:

  • El cerebro puede ver imágenes que duran sólo 13 milisegundos.
  • Nuestros ojos pueden registrar 36.000 mensajes visuales por hora.
  • Podemos captar el sentido de una escena visual en menos de 1/10 de segundo.
  • 90% de la información transmitida al cerebro es visual.
  • El cerebro procesa las imágenes 60.000 veces más rápido que el texto.
  • El 40% de las fibras nerviosas están unidas a la retina.

Todo ello indica que el ser humano procesa la información visual con más eficacia que la textual.

Lo visual mejora la comprensión

Se ha comprobado que los elementos visuales mejoran el aprendizaje hasta en un 400%. Además, afectan a los alumnos a nivel cognitivo y estimulan la imaginación, lo que permite a los usuarios procesar la información más rápidamente. Robert E. Horn, de la Universidad de Stanford, explicó claramente esta relación: "Cuando las palabras y los elementos visuales están estrechamente entrelazados, creamos algo nuevo y aumentamos nuestra inteligencia común... el lenguaje visual tiene el potencial de aumentar el 'ancho de banda humano', es decir, la capacidad de asimilar, comprender y sintetizar más eficazmente grandes cantidades de información nueva".

Las señales visuales desencadenan emociones

Los elementos visuales provocan una reacción más rápida y fuerte que las palabras. Ayudan a los usuarios a comprometerse con el contenido, y esas reacciones emocionales influyen en la retención de la información. Esto se debe a que la memoria visual se codifica en el lóbulo temporal medio del cerebro, el mismo lugar donde se procesan las emociones. El cerebro está configurado de tal manera que los estímulos visuales y la respuesta emocional se vinculan fácilmente, y juntos ambos forman recuerdos. Las representaciones visuales negativas son especialmente útiles para dejar una fuerte impresión emocional.

Lo visual motiva al alumno

Alrededor del 40% de los alumnos responden mejor a la información visual que al texto. El simple hecho de ver una imagen permite a los usuarios recrear la experiencia en su mente.

Crear una estrategia de contenidos visuales

Ahora ya sabe por qué debe aprovechar el aprendizaje visual creando una estrategia de contenidos visuales. Existen numerosas formas de activos y contenidos visuales que incorporar, pero hay una regla de oro:

Céntrese en contenidos que reflejen su marca y su personalidad.

La gente -especialmente en el mundo empresarial- está cansada de imágenes aburridas, estáticas y repetitivas. Las imágenes de archivo que parecen que podrían usarse para cualquier otra marca, o peor aún, que se usan lo suficiente como para que la gente recuerde haberlas visto antes, son sencillamente erróneas. Determine un estilo de contenido visual estratégico y cree un documento que cubra el tema recomendado, los aspectos estéticos y emocionales, los medios preferidos y cualquier técnica personalizada que haga que la imagen refleje su marca.

Explosión infográfica

Con la aparición de los macrodatos llegaron las infografías -una de las herramientas de la estrategia de contenidos visuales- y, con ellas, innumerables intentos de dar sentido a montones de información. No siempre ha funcionado. Muchas infografías son excelentes para comunicar estadísticas, tendencias y datos concretos de una forma más atractiva que las viñetas, pero a menudo no sirven realmente para aclarar un punto o hacer que la información sea más digerible. Y para utilizarlos en marketing, esos criterios son cruciales. Un sitio web recopila lo que considera las "mejores" infografías, y es divertido echarles un vistazo en busca de ideas y referencias. También hay un número prácticamente ilimitado de imágenes, galerías y sitios en línea.

La tendencia que estamos experimentando en McKnight Kurland es desarrollar representaciones visuales mucho más claras y sencillas de una marca o promesa de marca. Un proyecto reciente fue para AMT (American Medical Technologists). AMT es una agencia de certificación y una sociedad de miembros reconocida nacional e internacionalmente para profesionales de la salud aliados. Puede conocer el reto y nuestras soluciones en nuestro estudio de caso.

¿Cuál es la conclusión? Independientemente de la forma de representación visual -infografía, vídeo, iconografía, etc.-, asegúrese de que las imágenes reflejen su marca y su personalidad, se ajusten a su estrategia de contenido visual documentada y visualicen de forma clara y sencilla un concepto de comunicación clave.

¿Cuál es su reacción?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Autor

  • Carlos Donaldson

    Hola, soy Carlos, el entusiasta de la tecnología. Con un gran interés en la tecnología y la ciberseguridad, me especializo en aplicaciones innovadoras para el seguimiento y el espionaje. Mi pasión es crear soluciones que permitan a los usuarios proteger su privacidad y garantizar su seguridad digital. A través de este sitio comparto mi experiencia y conocimientos con el objetivo de ayudarte a navegar por el mundo digital de forma segura y eficaz.

    Ver todas las entradas

¿Te ha resultado útil?

Gracias por sus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ES
Ir arriba